Ventanas con rotura de puente térmico, pracicables y oscilobatientes con hoja oculta, deslizantes que se ocultan en la pared y un largo etc.

La ventana refuerza el carácter de la fachada y la arquitectura de los edificios, más que un diseño, un arte elegante y con color. La decoloración y neutralidad del interior resuelta con la bicoloración da lugar a  la ventana K-Line, ofreciendo rienda suelta a todos los deseos.

Con la técnica de apertura de hoja oculta y la estética de  la perfilería, ventanas K-Line ofrece una superficie acristalada un 20% mayor que la de una ventana tradicional. Perfilería discreta y elegante que  armoniza interior y exterior. Estética que les hace ideales para la renovación: mantienen el aspecto original del edificio, mientras que proporciona un máximo de luz natural.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted